PEDRO GARCIA ABADILLO “IN MEMORIAM"

Pedro García AbadilloNobleza obliga… Conocimos a Pedro García Abadillo a través de nuestro “eterno rival deportivo”, la U.D. San Sebastián de los Reyes; entidad con quien, más allá de la rivalidad y pasión deportiva, nuestro club mantiene una excelente relación institucional. Reiniciada tan pronto como llegamos a la dirección del club los actuales gestores. En aquel momento el presidente del “Sanse” era Hipólito Sánchez, persona unida a quien suscribe por amistad heredada de mi difunto padre. “Poli”, un magnífico gestor, una mejor persona… su mano derecha era Pedro. El Sanse senior militaba en Segunda B Nacional; nosotros, recién aterrizados para pilotar una apasionante aventura, iniciábamos el sueño de sacar al Alcobendas del pozo de la Primera Regional Ordinaria -la peor situación deportiva e institucional del club en los últimos veinte años-.

El apoyo y el cariño, si es verdadero, se suele demostrar con hechos. Hipólito, en un momento tan difícil para nosotros, invitó a la “Agrupación” al partido más importante del calendario festivo del equipo anfitrión: el tradicional amistoso del día de la fiesta grande de San Sebastián, el 28 de agosto, el día del Cristo de los Remedios. Todo un Sanse de 2ª B frente a nuestro querido club lamiendo sus penas en una raquítica Primera Regional. Sí es cierto, sin embargo, que la dignidad de tan grandísimo detalle institucional de “nuestros vecinos” tuvo como repuesta la misma dignidad y entusiasmo de nuestros humildes jugadores verdes. El partido, aun perdiendo por dos goles a cero, fue competido, muy competido. Tanto que parecían revivirse por momentos los apasionados derbis históricos de las dos orgullosas y vecinas localidades, sobre todo los de las épocas de ambos clubes en Tercera División. Tanto que, toda la delegación alcobendense, después del buen nivel demostrado, aquella tarde/noche, salió del nuevo Matapiñonera con una frase, muy de moda actualmente, adornando nuestras mentes, marcando nuestros sueños: “sí se puede”.

Aquella tarde fue especial. Aquella tarde, cuando llegamos hasta allí, un poco temerosos, un mucho emocionados, Poli nos presentó a Pedro… “cualquier cosa que necesitéis, cualquier duda que tengáis no será un problema, está Pedro”.

Hasta entonces solamente lo conocíamos de oídas: Pedro García Abadillo; fútbol en estado puro. Entrenador, asesor de todo en la Federación… impulsor de jóvenes talentos -muchos de ellos después consagradísimas figuras-, referente y coordinador de las selecciones territoriales… gestor fiel y servicial hasta el extremo ¡Amigo de tantos!

Aquella tarde conocimos a Pedro.

Después ya una relación fluida, ya una relación frecuente. Fichajes de ida y vuelta entre ambas entidades. Ya no tan rivales -apenas disputábamos por entonces competiciones coincidentes-, cada día más amigos. Que si tu me dejas a Chele -¡que gran portero!¡qué bellísima persona!-. Que si yo te cedo a Alexander y a Patiño -ambos entonces con prometedoras carreras, hoy ya consagradas allende España-. Y siempre Pedro de por medio… eficiente, cordial, sabio. Y así hasta que, no mucho tiempo después, nuestro querido Hipólito deja de ser presidente del Sanse… y su mano derecha, y sobre todo su amigo -para él la fidelidad era primera ley de vida- toma otro camino. Camino que, siempre con alguna bifurcación paralela, dada su pasión y su capacidad en la gestión de los asuntos propios y cotidianos del complejo mundo del fútbol, surcaba y convergía en paralelo con el ámbito federativo, en la hoy ya nombrada Real Federación de Fútbol de Madrid. Su casa. Un lugar donde no había ningún secreto para él.

No lo sé... Tal vez fue de Manolo del Pozo -nuestro gerente de entonces y siempre amigo antes y después- hacia mi; tal vez fui yo para con Manolo. Seguramente fue al unísono. La pregunta mirándonos fijamente fue: le decimos a Pedro que se venga con nosotros? Antes de respondernos afirmativamente a la vez, Manolo -otro del mismo paño que el de Pedro- ya estaba marcando su número de teléfono. Y ya estaba tomando un café con nosotros cuando Hipolito me llama avalando su llegada con su experto consejo: "... me alegra muchísimo, es el mejor, nunca os arrepentiréis".

Nobleza obliga... Gratitud siempre para Hipolito Sánchez, un gran presidente de la U.D. San Sebastian de los Reyes; nuestro club vecino y amigo.

Pedro García Abadillo con dirigentes y entrenadoresY ya Pedro con nosotros. Comenzó como asesor de todos y terminó como director de todos y de todo. Y lo que es más importante: se nos fue con la admiración y el respeto de todos. Y lo que aún es muchísimo más importante: la ejemplar manera de afrontar su larga y cruel enfermedad durante el último año, nos deja como legado unos valores inquebrantables; aquellos que forjan sobre todo las personas de bien: el esfuerzo, la lucha, la perseverancia, la humildad, el compromiso con los demás, la esperanza -por remota que sea la luz anhelada-... Valores adquiridos en su pasional vida al servicio del deporte, al servicio del fútbol... al servicio, en definitiva, de la formación de los más jóvenes.

Desde aquí se podrían continuar adjetivando todas y cada una de sus innumerables virtudes... Su bagaje ha sido digno de tantas como fuésemos capaces de escribir pero, como responsable institucional de la entidad deportiva Alcobendas Levitt Club de Fútbol, a quien el tanto quiso y se entregó en cuerpo y alma, quiero terminar manifestando en palabras de gratitud los mayores bienes que deja la figura imborrable para siempre de Pedro García Abadillo:
-En lo institucional él ha sido el mejor activo humano generador de lo que actualmente somos como club, con todos los datos que atestiguan nuestra feliz realidad de club referente en el trabajo con la cantera  y con el respeto y consideración que recibimos tanto federativamente como en nuestro numeroso entorno competitivo.
-En lo personal, si en la normalidad del día a día del club él atesoraba todos los datos y soluciones ante cada situación que se venía planteando, en los momentos difíciles de difamaciones, foros anónimos, insidias...etc, él apareció siempre pronto y presto con la mano de calma del compañero fiel y consejero de sabiduría, prudencia y paciencia. ¡Nunca lo podré olvidar!

Querido Pedro, nuestra gratitud será eterna. En cada latido de este club habitará siempre el gran ejemplo humano que nos dejaste.

Y después de una gran temporada del club en tu honor, mientras tanto sufrías por no estar junto a nosotros, aún te debemos una... Ojalá el próximo día ocho de junio te la podamos ofrecer. Tu sabes bien a lo que me refiero; tu sabes bien que ese día, si Dios quiere, el ¡Aúpa Alcobendas! resonará pleno y gozoso en ese Cielo donde ya te encuentras.

¡Hasta siempre querido amigo y fiel director!

Tomás Páramo
Presidente


[flickr set=72157644464477536]

 
HA MUERTO PEDRO GARCÍA ABADILLO

Ha muerto Pedro García Abadillo, nuestro Director General.

Mañana estará en el Tanatorio de Fuencarral y será enterrado el lunes. Durante los últimos cuatro años por su bagaje y determinación, a veces en momentos muy difíciles, hizo posible mucho de lo que somos como Club.

Mi pena es grande pero mi agradecimiento será eterno.

Que descanse en paz!

Un abrazo para todos.

 

Tomás Páramo

Presidente


[flickr set=72157644464477536]

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 7 de 49
Banner
Banner
Banner
Web oficial del Alcobendas-Levitt Club de Fútbol. Todos los derechos reservados ® Aviso Legal